IA

WAY OF THE FUTURE, LA RELIGIÓN CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL COMO DIVINIDAD

En el año 2017 se dio a conocer la noticia sobre la fundación de Way of the Future, proyecto de Anthony Levandowski, un ingeniero que trabajó para Google y se hizo millonario, enfocando su dinero y esfuerzo en el desarrollo y promoción de una divinidad basada en la Inteligencia Artificial.

El objetivo de Way of the Future consistía en mejorar y contribuir con la sociedad mediante la adoración de esta divinidad potenciada por la inteligencia artificial. Este proyecto de religión fue fundado específicamente en el año 2015 y en los Estados Unidos no es considerada una religión oficial.

Anthony Levandowski, fundador de una nueva fe

Resultó que, Levandowski, además de ser loco, acabó siendo procesado por 33 cargos en su contra por robo e intento de robo de secretos comerciales. Estos cargos se le imputaron por el hurto de más de 14 mil documentos confidenciales que fueron hallados en las oficinas de Uber.

Way of the future, la religión con Inteligencia Artificial

Este personaje trabajó para Waymo, una compañía de transportes autónomos que formaba parte del grupo Google, desde donde cometió el robo de archivos relacionados con sistemas de posicionamiento LIDAR.

Levandowski fundó una compañía que desarrollaba Deep Learning, la cual llamó Otto, tras su salida de Waymo. En ese momento empezaba a surgir la idea de fundar una religión que se basaría en la adoración de la inteligencia artificial.

Otto fue comprada por Uber y logró perfeccionar su plataforma de aplicaciones de transporte y robots AMR con esta tecnología “prestada”. Pero en el 2018, cuando se descubrió la verdad sobre el robo de documentos, la compañía Google recibió una compensación millonaria por parte de Uber.

Un credo con poco fundamento

Actualmente Levandowski se enfrenta a multas de hasta 250 mil dólares y la posibilidad de pasar 10 años en la cárcel, ya que recibió todos los cargos, además de ser despedido como CEO de su última compañía. Lo que realmente se supone es que todo lo que logró Levandowski con Way of the Future, también partió de información robada.

Revista de Robots te recomienda:

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más