ROBÓTICA

El LBR iiwa de KUKA aplica selladores en una fábrica de FORD

Hoy os queremos acercar a un caso de éxito de la empresa KUKA que ha logrado integrar un robot colaborativo en una aplicación de selladores en una planta del fabricante de vehículos Ford.

Desde 2017 la planta de Ford ubicada en la histórica ciudad de Colonia (Alemania) está integrando robots colaborativos para la aplicación de selladores en las líneas de carrocería con el objetivo de incrementar la automatización de los procesos y lograr ser más competitivos. Sin duda es una apuesta del fabricante por la colaboración entre humano y robot (HRC), donde ambos pueden compartir entornos de trabajo dejando que sean las máquinas quienes realicen las tareas repetitivas y pesadas de una fábrica.

El LBR iiwa de KUKA aplica selladores en una fábrica de FORD

EL fabricante de vehículos buscó en KUKA, proveedor de tecnología para el sector de la automatización industrial, un sistema que permitiese automatizar el tedioso proceso de extender el sellador en las piezas mediante un cordón uniforme. De este modo KUKA proporcionó una solución por medio de 4 brazos robóticos que permitía replicar un patrón creado por los operarios. Ahora los robots son capaces de emplear la misma cantidad de sellador en cada pieza de manera homogénea, lo que proporciona una eficiente estanqueidad en la carrocería del vehículo evitando tener que volver a trabajar sobre la pintura.  “El robot funciona con precisión. Desde la primera costura selladora hasta la última” señala Michael Koch, ingeniero de producción de Ford-Werke GmbH.

Revista de automatización industria
Suscríbete a nuestra Revista de Automatización

Al contrario que los robots industriales, los cobots necesitan un espacio reducido de trabajo, un factor determinante que en la planta de Ford en Colonia han agradecido debido al limitado espacio que disponen. Gracias a la precisión y sensibilidad de los robots LBR iiwa de KUKA, no es necesario instalar medias de protección para los trabajadores ya que disponen de un sistema de reconocimiento de elementos que, en caso de un posible contacto con una parte del operario, automáticamente detiene el trabajo que está realizando. Además Michael Koch asegura que “El humano y el cobot comparten los procesos de producción en un entorno de trabajo acelerado, lo que garantiza un enorme alivio para nuestra fuerza laboral”.

Fuente: Kuka.com

Empresas de automatizacion

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más