ROBÓTICA

KUKA automatiza con éxito el banco de pruebas del motor eDrive de BMW

KUKA implementa con éxito un banco de pruebas en el final de línea del motor eDrive de BMW en el que pueden ser revisados hasta ocho versiones diferentes

En la fábrica de Dingolfing de Alemania, el centro de referencia del grupo BMW para los vehículos eléctricos, las líneas de producción están siendo equipadas con las tecnologías más avanzadas para dar respuesta a la transformación que está sufriendo la industria automotriz.

Para lograr automatizar con éxito el banco de pruebas de los motores eléctricos, han contado una vez más con la experiencia de KUKA, empresa líder en el diseño y desarrollo de innovadoras soluciones para el sector del automóvil por medio de una automatización inteligente que responde a los desafíos de la electrificación.

KUKA automatiza con éxito el banco de pruebas del motor eDrive de BMW

En este caso de éxito que os mostramos, una de las mayores dificultades que requería el proyecto es que la nueva línea de comprobación debía de servir para trabajar con hasta ocho variantes de motores diferentes. Así lo reconoce Stefan Horner, director de proyectos de KUKA Assembly & Test Gmbh: “La característica especial de esta estación: la capacidad de probar una gran cantidad de variantes con un nivel de automatización del 100%”.

Las dificultades del proyecto fueron enormes, pero gracias al equipo de expertos en sistemas de automatización, dos años después los ingenieros de KUKA han logrado poner en marcha con éxito la nueva línea del banco de pruebas de los motores del BMW eDrive, un sistema que destaca por ser altamente flexible a la hora de trabajar con una amplia variedad de motores en una misma célula robotizada.  

Directorio de empresas de automatizacion

La célula está compuesta por dos áreas de prueba independientes. En la primera área, el objeto de prueba se comprueba para su función básica, sin ejes de salida adaptados, y para su seguridad eléctrica. La segunda área de pruebas consiste en pruebas de rendimiento, que se realizan todas con máquinas de carga adaptadas. Aquí, el uso de una unidad giratoria y las unidades de desplazamiento ajustables muy rígidas para adaptar los objetos de prueba con las máquinas de carga garantiza la máxima diversidad de variantes. La unidad giratoria se utiliza para recoger y colocar los objetos de prueba en la posición de prueba prescrita. Allí, se pueden eliminar pares altos a través de la línea de transmisión. 

“Además de la flexibilidad mecánica, el banco de pruebas también ofrece un espectro de rendimiento muy amplio en términos de capacidades eléctricas para probar una amplia variedad de eDrive. Esto significa que se pueden probar varias variantes de eDrive en una unidad con una potencia y un voltaje de prueba extremadamente altos”, señala Johannes Schwanbeck, planificación de BMW para sistemas de propulsión eléctrica

Los diferentes ejes de salida son cambiados de forma independiente por dos robots KUKA KR10. Además, se encargan de la alimentación de los sensores NVH (Ruido, Vibración, Dureza), específicos para cada objeto de prueba, así como de la extracción de las tapas de los sellos radiales del eje en una estación preliminar. Esto asegura una utilización óptima de los robots industriales.

Control de calidad con software de tecnología de medición propio

La protección de los requisitos específicos del cliente para las distintas variantes de eDrive se lleva a cabo con la ayuda del software de tecnología de medición propio de KUKA, que garantiza el registro y la validación de las señales de medición durante las pruebas.

«Los crecientes requisitos para la profundidad de las pruebas se pueden implementar mejor con una secuencia de prueba personalizable a través del software de automatización de KUKA», asegura Johannes Schwanbeck.

Fuente: Kuka.com

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más