ROBÓTICA

Los robots de laboratorio de ABB automatizan los procesos de muestreo

ABB integra un robot industrial en el laboratorio TCI Gene con el que además de automatizar el proceso de muestreo, evita que se produzcan posibles contaminaciones.

La robótica está mostrando su eficacia más allá de los límites impuestos en el sector de la automatización industrial. Es el caso de las salas blancas, un sector con altos requisitos higiénicos que con la llegada de la pandemia, se ha visto obligado a acelerar el ritmo de automatización de los procesos, tanto para salvaguardar la integridad de los profesionales, como por la necesidad de aumentar su capacidad productiva.

Los robots de laboratorio de ABB automatizan los procesos de muestreo

La solución modular QVS-96S desarrollada por ABB evita que se produzcan las tan temidas contaminaciones por parte de los propios robots industriales, los cuales incorporan de serie de una protección IP40, además de la Clean Room, una opción que TCI Gener ha decidido incluir para ampliar las garantías de seguridad.

“El sistema robótico reemplaza las operaciones manuales que anteriormente han sido realizadas por técnicos bien capacitados. Con técnicos de laboratorio cualificados en escasez, la automatización del proceso permite reasignar personal disponible para aplicar sus habilidades al manejo de otras tareas, mejorando su productividad” afirma el Dr. Arvin Chen, Supervisor Jefe de AI-STEM para TCI Gene.

Revista de automatización industria
Suscríbete a nuestra Revista de Automatización

Ahora las pruebas realizadas a los pacientes son insertadas dentro del sistema por un técnico para que sea el robot IRB1200 de ABB quien las muestre frente al escáner. De este modo las identifica y extrae los datos para que garantizar que los resultados sean los mismos que los de las muestras tomadas. Una máquina extrae las muestras de ARN, el robot las recoge y las traslada a la segunda estación. Allí el segundo IRB1200, por medio de una pinza robótica y un ángulo preciso, suministra el reactivo a 8 muestreos simultáneamente, de tal manera que evita contaminar otras muestras. Una vez añadido el reactivo el robot introduce los muestreos en una máquina centrifugadora para diluir perfectamente los componentes y evitar que queden residuos. Una vez que se encuentran perfectamente diluidos, el robot de ABB los coloca en un transportador para enviarlos a la tercera estación, donde se realizará el análisis de las diferentes muestras.

Haber incorporado un sistema con la tecnología que ofrecen los brazos robóticos industriales ha permitido aumentar significativamente la capacidad de realización de pruebas diarias con una precisión del 99,99%. Además de aliviar en cierto modo la tensión laboral vivida durante este último año por parte del personal de laboratorio, evita la aparición de posibles lesiones al delegar en los robots el trabajo repetitivo que hasta ahora llevaban a cabo los profesionales del laboratorio.     

Por último hay que destacar que el robot de laboratorio creado por ABB ha sido diseñado para que pueda adaptarse fácilmente a los futuros procesos que puedan generarse como consecuencia de la llegada de nuevos virus o cepas del coronavirus.

Fuente: Abb.com

Directorio de empresas de automatizacion

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más