ROBÓTICA

OnRobot presenta la pinza eléctrica 2FG7 para salas blancas

OnRobot ha lanzado al mercado la pinza paralela 2FG7, un gripper flexible que se caracteriza por ser bajo coste, muy sencillo de integrar y por haber sido diseñada para ser utilizada en salas blancas.

Creada para permitir que cualquier empresa de automatización pueda incluir este sistema de agarre de bajo costo, la pinza 2FG7 se puede implementar en tan solo unos minutos y está especialmente diseñada para manejar cargas útiles exigentes en espacios reducidos. La pinza paralela es ideal para la manipulación y montaje de producciones de bajo volumen garantizando un rápido retorno de la inversión.

“Nuestros clientes pidieron una pinza paralela que pueda manejar cargas útiles superiores a los 6 kg sin sacrificar la facilidad de uso que esperan de los productos de OnRobot. Combinando fuerza, funcionalidad y fácil programación en un formato pequeño, la 2FG7 es una pinza poderosa lista para producir”, señala Enrico Krog Iversen, CEO de OnRobot.

OnRobot presenta la pinza eléctrica 2FG7 para salas blancas

Con capacidad para carga máxima de hasta 11 kg, un rango de agarre externo de hasta 73 mm y una fuerza de sujeción de entre 20-140 N, el nuevo gripper de OnRobot está capacitado para manipular con facilidad cargas pesadas. A pesar de tener unas dimensiones (156 x 158 x 180 mm) más reducidas que las pinzas RG2 y RG6, ofrece mayor capacidad que ambas, convirtiéndola en la solución ideal para integrarla en espacios reducidos.

“El costo de los componentes del hardware del robot ha disminuido en los últimos años, pero esto no se ha traducido en un beneficio para las empresas de fabricación más pequeñas porque la gran mayoría de los periféricos de los robots industriales siguen siendo prohibitivamente complejos y su implementación requiere mucho tiempo” reconoce el CEO de OnRobot. “OnRobot está cambiando la situación”.

La pinza 2FG7 es compatible con la mayoría de los robots colaborativos del mercado y evita tener que realizar utillajes a medida favoreciendo el retorno de la inversión realizada. Al contrario que la gran mayoría de pinzas de su serie, dispone de un motor eléctrico integrado que le permite recorrer 200 mm/s. Es muy sencilla de programar tanto el recorrido de la pinza, la fuerza o la velocidad, favoreciendo el ajuste ante continuos cambios en la producción. Cuenta con la certificación IP67 para poder trabajar en salas limpias (ISO clase 5) y entornos de trabajo que requieren las máximas condiciones higiénicas, tal y como sucede en la industria farmacéutica y en el sector alimentario.

Fuente: Onrobot.com

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más