ROBÓTICA

HoLLiE, el robot pastelero decorador de galletas

Hoy os mostramos quién es HoLLie, un curioso robot con aspecto de humano que va “armado” con una pistola de glaseado. Ha sido desarrollado por una empresa de robótica alemana llamada House of Living Labs de FZI. HoLLie ya se había hecho famoso anteriormente por sus aptitudes como robot camarero, sin embargo en esta ocasión os mostramos como realizó una demostración de cómo pueden personalizarse galletas con chispas, malvaviscos y una pistola de glaseado.

HoLLiE no es precisamente un robot profesional para hornear. Su diseño le permite realizar tareas difíciles con el fin de facilitar y ayudar a los trabajadores de la pastelería en su día a día. Este robot humanoide ha sido diseñado para que una persona sin grandes conocimientos en programación sea capaz de dirigir a HoLLiE, incluso para que pueda decorar su galleta de manera personalizada, en tiempo real e interactivamente.

Hollie, el robot pastelero decorador de galletas

Otra posibilidad que presentan es hacer que las personas diseñen de manera digital su galleta. Lo puedes realizar mediante un software que te permite determinar cómo realizar el diseño de tu cookie personalizada. En tiempo real se envía las instrucciones al robot para que proceda a su decoración, tal y como puedes ver en el vídeo.

La idea de realizar la exhibición era demostrar que los robots de servicio son capaces de efectuar tareas atractivas, y no únicamente ser útiles para el sector de la industria 4.0. De este modo el usuario o las personas participaban en la demostración interactuando con él, y al final se llevaban para casa su premio, en este caso una galleta.

Características de HoLLiE, el robot pastelero

HoLLiE es un robot que dispone de una plataforma para desplazarse de manera autónoma. Incorpora cámaras con visión artificial en una cabeza que le hace más atractivo visualmente a los usuarios.

El robot dispone de dos brazos robóticos con los que manipula los objetos y realiza movimientos con los que entretiene a los clientes. Detrás de este robot pastelero hay un complejo sistema de seguimiento de movimiento de alta precisión, una interfaz de usuario interactiva basada en la web y la tubería de movimiento FZI que se basa en ROS.

Estas fueron las tecnologías que se combinaron para hacer esta compleja demostración robótica, que resulto ser a todas luces bastante convincente dada su capacidad de aplicación.

Los desarrolladores de HoLLiE han coincidido en reconocer que la parte más difícil de resolver el proyecto ha sido la física, especialmente la dificultad de ajustar la densidad de la formación de hielo durante un largo periodo de tiempo. Si quedaba muy aguada o demasiado densa, la pasta no servía.

Por ello los creadores de HoLLiE siguen trabajando en tratar de mejorar la consistencia de la formación de hielo, ya que esto mejoraría la calidad del dibujo y del product.

Revista de Robots te recomienda:

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más