ROBÓTICA

Mejorar la producción y la ergonomía en una línea gracias al cobot GoFa

El cobot GoFa ayuda a un fabricante de productos alimenticios a mejorar la productividad en la línea y a mejorar la ergonomía de los operarios en el puesto de trabajo.

Dan D Pack es un fabricante de frutos secos que se encontraba ante la necesidad de incrementar la productividad así como de mejorar la calidad del trabajo en la línea de embolsado dado que continuamente el personal debía de manipular cajas pesadas. Para encontrar una solución automatizada que le permitiese afrontar sus retos productivos decidieron ponerse en contacto con ABB.

Robots colaborativos para coger bolsas de comida

Además de los desafíos del propio proceso debían de buscar una solución tecnológica que no ocupase demasiado espacio, por lo que desde el principio se descartó la posibilidad de integrar un robot industrial tradicional y se optó por buscar una solución que pudiese ser integrada en la propia línea de envasado sin tener que instalar barreras de seguridad adicionales.

Para cumplir con las necesidades del cliente la empresa propuso instalar un robot colaborativo, en este caso el modelo GoFa. Este cobot de ABB, con capacidad de carga de hasta 5 kg, ofrece total garantía de seguridad para los trabajadores que trabajan a su alrededor gracias a los sensores de fuerza que dispone. El robot ha logrado igualar la velocidad de la línea de envasado, evita que los trabajadores sigan levantando pesos y trabaja las 24 h del día sin descanso para cumplir con las necesidades productivas del cliente.

Directorio de empresas de automatizacion

“Los robots son precisos en cientos de bolsas de nueces. Hay 70 cajas en una pila, cada una pesa 11 kg. Si hicieras que la gente hiciera esto capa por capa, un humano no sería capaz de hacerlo con tanta precisión. El trabajo es muy intensivo durante un largo período de tiempo y existe el riesgo de lesiones”, señala Dan On, el propietario de Dan D Pak. “La pandemia demostró que la automatización es la única respuesta si realmente desea mantener la producción y ser competitivo en la industria”. 

Aunque la empresa ya contaba en otras de sus fábricas con robots en sus líneas de envasado, concretamente con robots Delta, pero esta era la primera vez que trabajaban con robots colaborativos. “Al principio, trabajábamos a una velocidad de empaque establecida de 22 bolsas por minuto, y cada bolsa pesaba poco menos de un kilo”, afirma el Sr. Dan. “Justo antes de la entrega de la GoFa, actualizamos nuestro equipo de empaque para adoptar una báscula mucho más rápida y una embolsadora más rápida, lo que nos brinda una capacidad de 35 a 36 bolsas por minuto. Nos dimos cuenta de que necesitábamos una segunda unidad para igualar esta alta velocidad”. 

Se utiliza una pinza de vacío para recoger dos bolsas a la vez y colocarlas en cajas de cartón, con un peso de 2 kg cada carga. Cuando el trabajo se realizaba manualmente, los trabajadores solo podían recoger una bolsa a la vez. Un trabajador podía recoger 18 bolsas por minuto; cuando se mejoró la línea con una ensacadora más rápida, se necesitaban dos personas para satisfacer la demanda. Ahora GoFa se encarga de estas tareas, lo que permite reasignar a los trabajadores a otros trabajos. 

El cliente está muy satisfecho con el asesoramiento que le ha ofrecido la empresa de robótica y el nivel de productividad que ha alcanzado. “Además de ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos de productividad, el cobot también es muy flexible, ya que puede maniobrar y girar con facilidad. También se puede mover fácilmente a otras posiciones en la planta si es necesario”, concluye el Sr. Dan. “El GoFa también puede lidiar con la capacidad de cambio del producto: se configura rápidamente y tiene la capacidad de hacer frente a más productos en el futuro”. 

Fuente: Abb.com

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más