ROBÓTICA

Robots industriales para carpinterías

El nivel tecnológico que han alcanzado los robots industriales permite ofrecer soluciones con gran precisión a los retos productivos que sufren las carpinterías tradicionales para mejorar su competitividad.

En el día de hoy os queremos acercar a una carpintería tradicional con más de 40 años de experiencia llamada Decker que se dedica a la producción de ventanas, puertas y otros productos para interiores.

Robots industriales para carpinterías

Esta PYME actualmente que cuenta con 42 empleados, en 2011 recibió un pedido para la elaboración de una puerta de entrada con un arco para una torre circular que de la manera tradicional era prácticamente imposible realizarla. Con un peso y unas medidas extraordinarias, el proyecto en sí era todo un reto, dado que requería de una solución especial que permitiese fabricarla dentro de los parámetros establecidos por el cliente. Con la llegada de las nuevas tecnologías, el hijo del dueño estudió ingeniería mecánica y apostaron por la digitalización de los procesos de la carpintería. De su mano llegó a la empresa el primer centro de fresado robotizado, una máquina que, sin abandonar el espíritu artesanal de sus productos, les ha permitido fabricar piezas de grandes dimensiones de manera automatizada.

Además desde ese momento podían recibir un mayor volumen de pedidos y asentar los cimientos para mantener un negocio artesanal que fuese único hasta la fecha en el sector.

El taller disponía de una vieja fresadora que la llevaron al límite después de aceptar un pedido para un arquitecto de Inglaterra. «Se trataba de un gran banco mecedor en el que se iba a fresar un asiento. Pero la altura de mecanizado de la fresadora CNC de cinco ejes era demasiado pequeña», detalla Martin Decker, carpintero y gerente de proyectos. Fue entonces cuando encontraron una empresa de robótica que les ofreció un robot industrial de KUKA para poder abordar sus proyectos más ambiciosos. «Pudimos fresar piezas para enormes casas en los árboles, así como mejillas elípticas de escaleras o formas libres inusuales», añade Decker.

Directorio de empresas de automatizacion

El robot que trabaja en la carpintería se encuentra ubicado en una celda de seguridad, realiza las tareas con mayor precisión de la que en un primer momento habían pensado y ha logrado alejar las reticencias iniciales de su dueño. “En lugar de despedir empleados, incluso contratamos a más. Tienes que atreverte a dar este paso y ser un poco inventivo tú mismo. Merece la pena», afirma Decker, quien está valorando la posibilidad de agregar más brazos robóticos a otros procesos. «Queremos utilizar robots más pequeños en series de tamaño mediano en máquinas de carpintería, como una fresadora o una amoladora de banda de acuerdo con el principio de pieza a herramienta».

La experiencia de automatizar parte de sus procesos les ha servido para convencerse de que hasta los trabajos más precisos y artesanales pueden ser mecanizados y colocados en las propias máquinas por medio de brazos robóticos, una tecnología que va a ser imprescindible para el sector en los próximos años.

Fuente: Kuka.com

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más