ROBÓTICA

Würth mejora la transferencia de cajas con la solución de Schmalz SBPG

En el centro de distribución de Würth integran un cobot con la solución para el BinPicking SBPG de Schmalz con el objetivo de optimizar el despaletizado de diferentes formatos de cajas de tornillería

En la planta de Würth ubicada en VZ West (Alemania), manipulan cajas de entre 500 y 5.000 gramos que están rellenas de piezas metálicas como pueden ser tornillos, tuercas o arandelas. Los puestos en donde se transfieren las cajas desde los palets hasta los contenedores de plástico se caracterizan por ser monótonos y muy poco ergonómicos para los empleados.

Würth mejora la transferencia de cajas con la solución de Schmalz SBPG

Es por ello que la compañía se marcó el objetivo de buscar un sistema automatizado que pudiese aliviar dicho sobreesfuerzo. Para alcanzar con éxito la automatización del proceso había que equipar a un robot colaborativo con una garra robótica que le permitiese recoger el material desde un palet y colocarlo con precisión en los contenedores.

Schmalz, una empresa global especializada en el diseño de soluciones de agarre, propuso equipar al cobot con el sistema SBPG. “Transferir cajas de cartón de diferentes tamaños y pesos es la tarea ideal para nuestra garra BinPicking SBPG”, señala Matthias Frey, Desarrollo de negocio de robótica de Schmalz.

Directorio de empresas de automatizacion

El sistema SBPG propuesto por el fabricante alemán es lo suficientemente largo como para llegar hasta el fondo de los contenedores. Se complementa con diferentes gripper para el cobot, un generador de vacío RECB y de la tecnología de Visión Eco-System del propio fabricante para la detección correcta de la ubicación de los paquetes y los separadores. Schmalz se encargó de entrenar los patrones de reglaje por medio de un software gestionado por Inteligencia artificial para que pudiese reconocer los materiales de manera autónoma.

Dispone de una interfaz de usuario personalizada en donde lo operarios seleccionan los formatos de trabajo, mientras que un gemelo digital les permite realizar las comprobaciones para evitar que se produzcan colisiones con la garra.

«Empezamos con una gama limitada de piezas, que utilizaba la primera célula al 100% de su capacidad. Ahora estamos trabajando para optimizar el rendimiento de picking de las células siguientes y ampliar el espectro de piezas para poder almacenar automáticamente artículos adicionales», afirma Matthias Frey.

Esta aplicación sobresale por su robustez, pero también por su flexibilidad a la hora de trabajar con diferentes formatos de productos. Para poder realizar de manera autónoma las diferentes operaciones, el robot utiliza MATCH, un cambiador de herramientas en donde almacena los gripper que utiliza, como la garra PXT y tres tipos de ventosas de vacío.

Cuando el proceso de llenado de la caja concluye, se introduce en una línea transportadora, se escanea y se incluye en el sistema SAP del cliente.

«El cobot reduce el trabajo monótono, mejora notablemente la ergonomía y es, por tanto, un valioso apoyo. Ahora se trata de familiarizarlo poco a poco con toda nuestra gama de productos para que alivie un poco el cuello de botella del personal», subraya Schneider, a quien le gustaría realizar más proyectos con Schmalz y «el gran equipo de expertos que rodea al Sr. Frey»

Fuente: Schmalz.com

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más