ROBÓTICA

Entrevista a Fernando Fandiño Oliver de MiR

Te presentamos la entrevista realizada a Fernando Fandiño Oliver, Director Regional y de Ventas del Sur de Europa y MEA de Mobile Industrial Robots

“Es importante que sigamos con la labor de concienciar a las pequeñas y medianas empresas de que los robots móviles ya no son una tecnología accesible solo para las grandes marcas” – Fernando Fandiño Oliver, Director Regional y de Ventas del Sur de Europa y MEA de Mobile Industrial Robots

Esta entrevista fue publicada en exclusiva el pasado 1 de junio en el nº 10 de nuestra Revista de Automatización

Entrevista a Fernando Fandiño
Fernando Fandiño Oliver

En primer lugar nos gustaría felicitarle por el balance de resultados obtenidos por MiR en el 1º trimestre de 2021, con un crecimiento del 55%. En su opinión, ¿qué ha permitido que la robótica móvil haya amortiguado mejor que otras aplicaciones robóticas el impacto de la crisis mundial?

Fernando Fandiño: Muchas gracias. La verdad es que es un dato muy positivo y nos alegramos de volver a tener un crecimiento de dos dígitos después de un año tan complicado para todo el mundo. Aunque la crisis de la Covid-19 ha forzado una fuerte aceleración en la transformación digital y la automatización de las empresas en general, es cierto que el sector de la robótica móvil está viviendo momentos especialmente buenos. Creemos que ello es debido a varias razones. Primero porque muchas empresas y fabricantes han visto durante la pandemia como la automatización de sus procesos de manipulación de materiales y de intralogística con robots móviles es la herramienta perfecta para reforzar sus operaciones y cadenas de suministro ante la ‘nueva normalidad’ y para protegerse de cualquier irrupción en su negocio en el futuro.

En segundo lugar porque la automatización del transporte interno en las empresas ha sido hasta hace poco, la última frontera en cuanto a la robotización de procesos a lo largo de todo el viaje de un producto dentro de una fábrica. Las tareas de transporte interno, incluso en entornos de fabricación ampliamente automatizados, se siguen realizando a menudo de forma manual y dependen en gran medida de la mano de obra humana, desde conductores de carretillas elevadoras hasta empleados que empujan o tiran de carros o transpaletas. Por tanto es el área de la robótica industrial en general que tiene el mayor potencial de crecimiento a día de hoy, y más gracias al impacto de la pandemia.

Finalmente hemos visto un fuerte aumento en demanda por nuestros AMRs en el último año debido a que, por un lado, muchos proyectos piloto con robots MiR iniciados antes de la pandemia se han convertido en proyectos a gran escala con grandes flotas de hasta 50 robots. Y por otro lado porque nuestro MiR100 ha sido el robot de elección de varias empresas especialistas en soluciones de robótica para sus robots de desinfección mediante rayos UV-C, desarrolladas con éxito para una rápida y completa bio-descontaminación de espacios públicos, comercios, salas de hospitales, y oficinas.

Dada la situación económica (y sanitaria) en la que nos encontramos, en los últimos meses MiR lanzó un plan a sus clientes para favorecer el acceso a sus equipos sin que tuviesen que realizar grandes inversiones iniciales. ¿Cree usted que este tipo de medidas han sido positivas para el sector?

Lo más importante dentro del contexto de la situación actual es que tenemos que procurar que nuestros robots siguán siendo accesibles para empresas de todo tipo, tamaño o sector, y más en la Era post-Covid-19. Dicho eso y aunque nuestros robots ofrecen un rápido ROI de menos de un año en la mayoría de los casos, reconocemos que hay empresas que buscan un retorno inmediato o simplemente carecen de los recursos económicos para invertir en la compra de uno o más robots para su plan de automatización. Por eso lanzamos nuestro programa de leasing MiR Finance, que ofrece acceso a nuestros robots por poco más de 3 euros la hora. No requiere una inversión inicial de capital, permite alinear gastos con el cambiante flujo de los ingresos y proporciona a las empresas la flexibilidad que necesitan para adaptarse a los constantes cambios en el mundo post-pandemia y seguir siendo competitivas en su campo de negocio.

Esta democratización de nuestra tecnología al ponerla al alcance de pequeñas y medianas empresas, y no solo de las grandes multinacionales, es evidentemente algo muy positivo para el sector y así lo demuestra un estudio del proyecto “Innovation Benchmark” sobre inversiones de las empresas durante la Covid-19 – financiado por la Fundación de la Industria Danesa y realizado por el Instituto Tecnológico Danés, la Escuela de Negocios de Copenhague y la Universidad del Sur de Dinamarca. El estudio concluye que el 34% de las empresas que aumentaron sus inversiones en la automatización durante la pandemia vieron incrementada su facturación, mientras que el 29% de las empresas que invirtieron en robots aumentaron el número de empleados.

MiR crece un 55% en los tres primeros meses de 2021

Los robots móviles han dejado de ser considerados como un producto exclusivo de las fábricas del sector automotriz y ahora podemos verlos integrados en prácticamente cualquier sector. ¿Cree usted que las pequeñas y medianas empresas están conciencias de su capacidad?, ¿qué les diría? 

Es cierto que el uso de los AMR también se está generalizando cada vez más en muchos sectores fuera de los ámbitos de la automoción y la electrónica, dos industrias tradicionalmente asociadas con un alto nivel de uso de la robótica móvil. Sectores como el de los bienes de consumo (FMCG), la industria farmacéutica y los servicios logísticos son algunos que están expandiendo rápidamente su uso de robots móviles. Sobre todo, en la industria de bienes de consumo donde el objetivo principal de los fabricantes sigue siendo el mismo que antes de la pandemia – mantener la competitividad en su sector, ahorrando tiempo, reduciendo los costes y respondiendo más eficazmente a las demandas de los clientes. Las últimas estadísticas de la industria global muestran que, en 2021, el 58% de las empresas dedicadas a la producción y distribución de productos de consumo utilizarán uno o más AMR para optimizar su logística interna. Para 2024, se espera que este porcentaje alcance el 79%.  

Es importante por tanto que sigamos con la labor de concienciar a las pequeñas y medianas empresas de que los robots móviles ya no son una tecnología accesible solo para las grandes marcas, si no que con los programas de financiación que existen junto con el cada vez mayor número de soluciones de terceros, los AMRs son más asequibles que nunca y capaces de automatizar cada vez más procesos y tareas. A medida que el mercado va madurando y el concepto de Robots-as-a-Service (RaaS) sigue evolucionando al ritmo que lo está haciendo actualmente, la cuestión para las empresas no será “si debemos o podemos automatizar”, si “cuándo y cómo vamos a automatizar”.

Además de ser utilizados para el transporte de materiales, los AMR pueden integrar brazos robóticos, bandas transportadoras, elevadores, etc… ¿Podemos afirmar que la robótica móvil es la solución logística que mayor flexibilidad aporta a las empresas?

Una de las grandes ventajas de los AMR es que se les puede confiar una amplia gama de tareas y aplicaciones al dotarlos de diferentes módulos superiores creados y puestos a disposición del mercado por una comunidad de desarrolladores de terceros certificados. Desde estanterías y módulos elevadores hasta rodillos transportadores y brazos robóticos, la variedad de módulos superiores sigue aumentando e impulsando las oportunidades de las empresas para automatizar procesos intralogísticos que hasta ahora no eran posibles.

Por tanto, sí podemos decir que la robótica móvil es una solución logística muy flexible que aporta muchas ventajas a las empresas. En una planta de producción por ejemplo, desde el momento en el que las mercancías y los materiales llegan a la fábrica para su procesamiento hasta que los productos acabados están listos para su distribución, los AMRs permiten agilizar la gestión de todos los pasos clave del recorrido del producto, incluyendo la logística entrante y saliente, el almacenamiento de materias primas y producto acabado, el abastecimiento de las líneas de producción y la retirada de residuos, entre otros.

N 10 de Revista de Robots
¿Conoces nuestra Revista de Automatización?

La tecnología colaborativa que ofrece MiR permite que las personas y los robots compartan un mismo entorno de trabajo con total seguridad. ¿Nos podría señalar cómo la Inteligencia Artificial ha logrado mejorar las prestaciones de sus equipos?

En la actualidad, los robots móviles utilizan sensores y software para el control de sus movimientos y la percepción de su entorno. Los datos proceden de escáneres láser integrados, cámaras 3D, acelerómetros, giroscopios, codificadores de rueda, etc., para tomar las decisiones más eficaces en cada situación. Estas tecnologías confieren a los AMR las capacidades de navegar dinámicamente por las rutas más eficientes, monitorizar el entorno para evitar obstáculos o personas en su camino y recargarse automáticamente cuando sea necesario.

Sin embargo, sin la IA, los robots reaccionan de la misma manera ante todos los obstáculos, reduciendo la velocidad e intentando rodear a la persona u objeto si es posible, o deteniéndose o retrocediendo si no hay una forma segura de maniobrar a su alrededor. En la gran mayoría de los casos estas capacidades son más que suficientes, pero la IA ya está impulsando nuevas capacidades que van a cambiar drásticamente la robótica móvil.

Los AMR con IA ayudarán a convertir los lugares de trabajo en entornos orgánicos basados en datos, en los que los robots comparten datos relevantes de sus propios sensores o de sensores remotos para ayudar a las flotas de robots a tomar decisiones informadas. Con este modelo de intercambio de datos, cada robot tiene esencialmente acceso a todos los sensores de cualquier otro robot o cámara, lo que le proporciona una visión mucho más detallada de todo su entorno, permitiendo así un rendimiento de planificación de rutas mucho más eficiente. Ganarán una autonomía que los hará aún más valiosos. Serán capaces de entender dónde puede mejorarse su rutina y sugerir los  mejores caminos para llegar a su destino, los momentos del día más productivos para ejecutar tareas, otros robots que podrían desplegarse para lograr flujos de trabajo más eficientes y el momento más adecuado para recargar.

Descubre el nuevo UR10e
Empresas de automatizacion

El catálogo de Mobile Industrial Robots ofrece una completa gama de soluciones a sus clientes. ¿Es cierto que el modelo MiR250 es uno de sus productos estrella?, ¿qué le hace destacar de sus competidores?

Cuanto más ágiles sean los robots móviles, más prácticos y útiles son, ya que en muchas industriales y fábricas, los espacios son muy reducidos. Nuestro MiR250, lanzado el año pasado, es el AMR más rápido, ágil y seguro que hay en el mercado actualmente. El MiR250 ocupa un espacio de 580 x 800 mm y tiene una altura de sólo 30 centímetros, a la vez que es capaz de desplazar cargas de hasta 250 kg con una velocidad de 7,2 km/h. Su diseño más estrecho y más bajo le permite circular dentro de espacios reducidos, como puede ser a través de accesos con puertas de 80 cm de ancho.

El MiR250 también introduce el concepto de baterías extraíbles e intercambiables para eliminar el tiempo de inactividad mientras se recarga además de ser capaz de recargarse el doble de rápido que otros AMRs de su mismo tamaño. Esto se traduce en 3 horas adicionales de funcionamiento cada 24 horas en un robot que funciona de forma ininterrumpida todo el día.

Por último, es importante que la seguridad sea óptima y, con más funciones de seguridad integradas que ningún otro robot móvil, el MiR250 es el robot más seguro de su clase y cumple con toda la normativa de seguridad vigente.

Invertir en robótica móvil equivale a mejorar la eficiencia de los procesos logísticos y de este modo aumenta la competitividad de las empresas, pero del mismo modo que sucede con cualquier equipo, es necesario invertir. ¿Nos podría indicar cuál es la media del retorno de la inversión (ROI) estimado para un robot de gama media?

Obviamente cada caso de uso de nuestros robots MiR ofrece un ROI diferente, dependiendo del tamaño del robot, los módulos superiores que utiliza, la tarea que está programada realizar y los ahorros en gastos obtenidos al haber automatizado dicha tarea. No obstante, calculamos que el periodo medio para alcanzar un retorno de la inversión es, en la mayoría de los casos, de menos de un año. El ROI se calcula no solo en función de lo que ha costado el robot frente a los beneficios económicos directos que aporta, sino que es importante tener en cuenta el valor que los trabajadores pueden ofrecer a la empresa cuando hayan sido liberados de hacer tareas monótonas y poco productivas. Otros factores para calcular el ROI incluyen una cadena de suministro más rápida y ágil, mejoras en seguridad laboral, reducciones en los periodos de inactividad, mayor satisfacción laboral entre los trabajadores, y mayor capacidad para responder rápidamente a los cambios en el mercado.

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más