EDUCACIÓN ROBÓTICA

Sí a los robots en las escuelas pero… ¿desde qué edad?

La sociedad se está concienciando de que el futuro de la humanidad dependerá de un modo u otro de la robótica. Prueba de ello es que el método educativo se encuentra en pleno proceso de transformación, a un ritmo más lento de como debiera, por desgracia, pero lo está haciendo.

Ahora el tema es, desde que momento es conveniente introducirles en los lenguajes de programación para niños y en la robótica. En Revista de Robots te mostramos las claves.

Robots en las escuelas

Robótica y programación en las aulas

El desarrollo de la robótica es imparable, pero en muchos países, como es el caso de España, está siendo lastrado por la escasez que encuentran las empresas a la hora de contratar personal cualificado para ampliar sus plantillas. El dato apunta a que el 40% de las empresas europeas sufren dificultades para incorporar profesionales en TIC.   

El reto es revertir urgentemente dicha situación e impedir que nos quedemos rezagados tecnológicamente por no haber sido capaces de proporcionar a los jóvenes de conocimientos en programación y robótica.

Parece que hay consenso en que, una de las claves más importantes, es dotar a los alumnos de conocimientos por medio de una educación STEAM, aportando métodos que potencien su creatividad y herramientas que impulsen las competencias inherentes de trabajar en equipo. Para lograrlo, los alumnos necesitan poner en práctica los conocimientos adquiridos, del mismo modo que guiarles para que sean ellos mismos los que encuentren soluciones a sus errores por medio de un pensamiento crítico.

Los alumnos necesitan poner en práctica los conocimientos adquiridos, del mismo modo que guiarles para que sean ellos mismos los que encuentren soluciones a sus errores por medio de un pensamiento crítico

¿Los jóvenes son conscientes de su futuro?  

Responder esta pregunta requiere reflexionar previamente sobre si los que tienen la responsabilidad de diseñar una estrategia educativa competente, son plenamente conscientes del incierto futuro al que nos enfrentamos. ¿Decirlo en voz alta es ser catastrofista? Ahora aportamos unos datos…

Mckinsey & Company, una de las consultoras de mayor prestigio a nivel mundial, augura que para el 2030, hasta 375 millones de personas en el mundo perderán su puesto de trabajo como consecuencia de la automatización industrial. Según el Foro Económico Mundial, el 65% de los jóvenes que se encuentran estudiando en la actualidad Primaria trabajarán en puestos de trabajo que en la actualidad aún no se han inventado.

Preocupante, desde luego, pero lo es aún más si las administraciones no atienden a las advertencias y recomendaciones que nos están ofreciendo.  

¿Estamos a tiempo de proporcionar herramientas educativas válidas a nuestros hijos?

Lo çunico que sabemos a ciencia cierta es que el mercado laboral se va afracturar totalmente en favor de los que sean capaces de adaptarse a un escenario fluctuante que a girar en torno a la transformación digital, la robótica y la programación de brazos robóticos. Por ello es especialmente interesante mentalizar a las personas que seguir formándose a lo largo de su vida va a dejar de ser un hábito saludable, sino una parte más de nuestra vida laboral.

En la actualidad, en la comunidad de Madrid, los niños llevan cursando robótica a partir de 1º de Secundaria desde el curso 2015/16, sin embargo se acaba de registrar en la Asamblea de Madrid una propuesta para que se incluya la asignatura de tecnología, programación y robótica desde 5º de Primaria.

Desde luego sería dar un paso más a la hora de acercar la ciencia y la tecnología a los alumnos. Diseñar un modelo educativo en el que conviva el alumno y un kit de robótica para niños, favorecerá a la hora de despertar su interés en ellos e ir desarrollando habilidades.

Son muy variadas las posibilidades que existen en el mercado para acercar la Robótica Educativa a los niños mayores de 4 años. Y no exclusivamente para construirlos y divertirse con ellos, sino que les permite programar con códigos de una manera intuitiva y adaptada para una edad tan prematura.

Que los niños crezcan con naturalidad rodeados de sensores, de pequeños motores y de grippers para robots, no debería de ser visto desde una óptica diferente a la de los juguetes de tente con los que jugábamos en nuestra niñez.

Revista de Robots te recomienda:

Esta Web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia. Si las aceptas, asumimos que estás de acuerdo con ellas. OK Leer Más